¡Ponle ritmo a tus animaciones!(╯◕_◕)╯

Principios de la animación: 

Por medio de esta serie de documentos usted querido lector podrá comprender a detalle el funcionamiento, importancia y aplicación de cada uno de los principios empleados tanto para la animación en segunda como tercera dimensión. 

En el siguiente texto se dará a conocer al primer de los doce fundamentos para el completo desarrollo de una animación. 

 Timing (ritmo) 

En los movimientos de los personajes se encuentra un aspecto fundamental y de la cual se derivan otros principios, y este es el timing, el cual a grandes rasgos es el lapso de duración en el que un personaje u objeto va a realizar determinada acción o movimiento, el cual se relaciona directamente con el contexto y ambiente que los rodea. Tomemos de ejemplo a una persona que va caminando por una acera, sus movimientos al caminar y la rapidez con la que mueva sus brazos y piernas, determinaran la velocidad a la que está avanzando. Pero ahora supongamos que esa misma persona intenta caminar a la misma velocidad, pero debajo del agua, las cosas cambian considerablemente ya que la densidad del agua es mayor a la del aire por lo que, en consecuencia, los movimientos de nuestro personaje se tornaran más lentos ya que le cuesta más trabajo moverse por debajo del agua, pero esta diferencia de ritmo es la que ayuda a la ilusión de estar en distintos ambientes y moverse dependiendo de estos. Igualmente, la complexión y figura de los personajes influye en esto, puesto que, si tomamos a un personaje grande e imponente, sus acciones requerirán de más tiempo al realizar un movimiento que lo haría un personaje más liviano y de complexión delgada. Y como último punto, pero no menos importante, son útiles al momento de darle una expresión o denotar una emoción en específico, movimientos rápidos y erráticos pueden denotar nerviosismo o inseguridad, mientras que movimientos más suaves y lentos son afines a la confianza o de experiencia, pero a la vez es sinónimo de torpeza. 

Todo es cuestión de jugar con los tiempos y formas para lograr la composición que deseamos. 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *